Addentrarsi in...




Galerías Villa Borghese...
La fachada principal de la Galería Borghese es inconfundible y si erge magestuosa al final de un largo camino arbolado.  Neoclásica, blaneca e inconfundible. El argumento cambia totalmente cuando se habla del interior. Es hasta tal punto mimado y protegido que es necesaria la prenotación, incluso una semana antes. 
Son muchos los turistas que viene a la Ciudad Eterna, y de ellos una buena cantidad está interesada en recorrer sus pasillos y disfrutar de las mil y un obras de arte. 





Artistas como Bernini, Van Dyck, Rubens o Caravaggio 
se exponen a lo largo de una infinidad de salas dividas en tres plantas en las que cada detalle es una pequeña obra de arte. Jarrones, esculturas de la época imperial, los más ricos trampantojos, mitos legendarios y los obligados rompimientos de gloria invaden paredes y suelos. Una pequeña joya en la que arquitectura, pintura, escultura producen un efecto idílico.






Un homenaje a las bellas artes...