Campo de' fiori...


Campo de' fiori juega un doble papel en la vida diaria romana. 
Por las mañanas en la plaza se instala uno de los mercados más famosos de la ciudad. Con sus puestos de productos típicos, frutas e artilugios varios. Mientras que por las noches, "la sera", los vendedores ceden el protagonismo a los restaurantes y pub que circondan la plaza, convirtiéndola en el punto de encuentro nocturno. 



Ya en el Medievo, incluso antes, era utilizada como mercado y curiosamente, a pesar de su longevidad es de las pocas, por no decir la única, plaza en la que no se encuentra una Iglesia. Lo que no significa que no haya ningún elemento religioso, ya que la estatua que la preside está dedicada a  Giornado Bruno, famoso escritor y filóso con su vestimenta de Padre dominico.




De la plaza centra se expanden un gran número de calles, 
todas ellas nutridas de tiendas de ropa, de complementos, zapaterías, joyerías... " e così via", en los que encontrar chollos no es nada díficil. 




Un  antiguo campo de Lilas...