Giornata Mondiale della poesia: L'Europa in versi.

Vivir en prosa para soñar en rima. 
La poesía, capaz de traspasar todas las fronteras, es la demostración de que la prosa no basta. Es un idioma que va más allá de las naciones, más allá de la razón, de la lógica para llegar directa al corazón. No es cuestión de sensibilidad, sino de humanidad. ¡Eso es: la poesía es lo que nos hace humanos! No entiende de raza, solo de almas. No quiere saber nada con las guerras, sino es para pacificarlas. Sueña con amores imposibles y describe caricias furtivas. Habla de odio, de rencor, de pena y sufrimiento... pero siempre con la esperanza de un mañana mejor... 


21 Marzo, 
Jornada Mundial de la Poesía. 

La primavera, vestida de mil colores y eterna musa de literatos, trae consigo una celebración muy especial, ya que la UNESCO instauró, con la llegada del nuevo milenio, el 21 de marzo como la 'Jornada Internacional de la Poesía'. 

La Europa de la poesía
un solo código con diferentes idiomas: Húngaro, Austríaco, Búlgaro, Alemán, Español, Italiano, Portugués, Polaco, Croato, Rumano, Eslovaco, Esloveno o Checo... pero siempre poesía. Así, con acentos y musicalidades diferentes, es como se ha celebrado esta jornada lírica en la Ciudad Eterna. Una cita doble, primero un dialogo con los diferentes poetas extranjeros invitados al evento en la Casa delle Letterature (P.dell'Orologio) para después entrar de lleno en los poemas recitados por sus propios autores en la Accademia d'Ungheria (V.Giulia). 

Un viaje sin maletas por el Viejo Continente a través de los versos de los poetas más célebres de cada país. Una experiencia rimada en la que no importaba el idioma, sino el modo de recitar. Se dejan de lado las barreras lingüísticas para disfrutar y sobrecogerse con la poesía del húngaro Sádor Kányádi, reír a carcajadas con las rimas de la italiana Bianca Menna 'Tomaso Binga' o dejarse llevar por la sensualidad de los versos en español de Zingonia Zingone. Por no hablar de la dulcera de la croata Sarah Zuhra Lukanic, la fuerza desbordante de la poeta alemana Ulrike Draesner o la simpatía del polaco de Wojciech Bonowicz. La candidez de los versos portugueses de José Tolentino Mendonça y la vitalidad de Daniela Crasnaru. Pero también de los reflexivos versos de Dusan Sarotar, la voz risueña de Katarína Kucbelová o los versos bucólicos de Petr Borkovec. No faltaron los poemas realísticos con Ekaterina Josifova ni los breves de Karl Lubomirski. 

13 poetas, 13 naciones y un mismo idioma. 

Y por si fuera poco, 
el evento estuvo amenizado por un estupendo dueto formado de piano y saxofón, 
que hizo las delicias del público. 

Un éxito que finalizó con una estruendosa ovación. 
El año que viene más y, ¿mejor?













Ideado y Organizado por el EUNIC (European Union National Institutes of Culture) de Roma con el patrocinio de la UNESCO y la colaboración de la Casa delle Letterature, 
Roma Capitale, la Comisión Europa. 

Uno A Uno...