Asociación del Buemporqué, el arte del encaje de bolillos



Hay personas que nada más verlas sabes que tienen una historia escondida en la mirada y necesitan compartirla, algo así me sucedió cuando conocí a Ana Trujillo en Oviedo Fashion Week: estaba nerviosa, y hablaba sin parar. Al día siguiente presentaba su primera colección como diseñadora y no podía ocultar la emoción. Ella tenía una historia que contar, y yo…bueno, digamos que a mí me encanta escuchar. Desde aquel debut han pasado una cuentas semanas. Su presentación fue un éxito, tanto en Oviedo como posteriormente en Gijón. Ahora, está organizando junto a la Asociación del Buenporqué un desfile por una buena causa: dar a conocer la Fundación AINDACEAyuda a la Investigación del Daño Cerebral. Será el próximo 18 de diciembre en La Casa de Cultura de Mieres. 

Pero no adelantemos acontecimientos. Vamos por partes. Ana es una modista mierense, a la que, después de muchos años cosiendo, Lourdes Iglesias, la directora de la OFW, dio la oportunidad de su vida: presentar una colección toda suya sin condiciones. Le dio carta blanca ¿El resultado? Una colección en tonos tierra, pero también con negros y colores fuertes, que, bajo el nombre de Amytis, se inspira en los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las siete maravillas del Mundo Antiguo. Un canto al amor, ya que el rey Nabucodonosor II los mandó construir en honor a su mujer, la reina Amytis, para que no echara de menos las montañas de su tierra. Una colección, por o tanto, romántica, pero a la vez con mucha fuerza. Un poco como Ana: una colección valiente, y muy femenina. Con algún que otro detalle artesanal prestado por la Asociación, también de Mieres, del Buenporqué. 

El significado de Buenporqué, expresión asturiana, es “Premio a una labor bien realizada”, según explica Laude, fundadora de esta asociación dedicada a una labor tan artesanal como los bolillos. “Hace 15 años, el Día de la Mujer Trabajadora, el Ayuntamiento no tenía presupuesto para celebrar el día como se merecía y se me ocurrió hacer un encuentro de bolillos”, cuenta Laude con ilusión recordando aquella primera cita. “Participaron 150 mujeres”, apunta. Todo un éxito. “Hubo un señor que llamó en el último momento porque quería apuntar a su mujer y a su hermana”, recuerda. “Le dije que no había sitio y estaba tan decidido que propuso traer las sillas de casa”, continúa. Anécdotas que hacen especiales los inicios, sin duda, pero también valorar aún más la evolución. Algo que nació como un encuentro puntual, se ha convertido hoy en una asociación con algo más de 50 socias, en la que se organizan cursos gratuitos de bolillo y otras técnicas artesanales como bainica o cestería. Para dar los cursos vienen figuras del sector tanto de otros punto de Asturias como de Galicia. “Cuando entra alguien nuevo por esa puerta lo único que se le pide es que se divierta”, asegura. 

Y deben de cumplir al pie de la letra con la petición porque “la que empieza, no lo deja”, dice Landre. De hecho, se ve. Mientras transcurría nuestra entrevista, junto a Ana Trujillo y el fotógrafo Daniel Montero se divertía haciendo las fotos que os muestro a continuación, en el taller continuaba el ajetreo: murmullos, bromas, comentarios y carcajadas irrumpían en la conversación. “El bolillo ayuda a evadirse del mundo”, aseguraba una de las participantes más jóvenes, porque al contrario de lo que se pueda pensar el bolillo no tiene edad. Laude lleva 15 años con la Asociación, pero mucho antes ya había comenzado su amor con esta técnica artesanal. Le encanta investigar sobre el tema, prueba de ello son los alrededor de 500 tomos sobre encaje que guarda en su librería. “Nunca se deja de aprender”, asegura. Ella, la cabecilla de esta Asoaciación, es una de esas mujeres a las que merece la pena conocer: con los ojos vivaces y la sonrisa siempre en los labios, por su coraje y fuerza es un ejemplo de lucha y superación. 

Si tenéis curiosidad, se reúnen todos los miércoles por la tarde de 16:00 a 18:30 en una casona muy cercana a la Iglesia San Juan de Mieres. 




Entonces, ¿os animáis a participar en el desfile el próximo 18 de diciembre en la 
Casa de Cultura de Mieres? ¡Espero veros por allí. Es por una buena causa!