Asturias con sal


Espérame allí donde la tierra termina y empieza el mar;
Donde el sol aún calienta y el viento sabe a sal. 
No te vayas, quédate, lo mejor está por llegar.