Notre Dame de Paris



Notre Dame de París
Desde las torres de Notre Dame, bajo la mirada burlona de las gárgolas, París parece un tablero infinito atravesado por el Sena sobre el que destacan las cúpulas de los edificios más emblemáticos de la capital, así como el promontorio Montmartre dominado por la basílica del Sagrado Corazón. Un espectáculo visual aún más sugestivo, si cabe, cuando la niebla hace de las suyas –algo que sucede muy a menudo difuminando el horizonte y escondiendo parte de la Tour Eiffel. 



Sin duda la vista desde la parte alta es uno de los mayores atractivos de esta catedral gótica con elementos barrocos. Aunque el interior, que se puede visitar de forma gratuita, tampoco defrauda. Las vidrieras son impresionantes, así como la decoración de las capillas y la nave principal. 

Y si bien muchos turistas nos peleamos por hacer la foto de rigor saltando frente a la plaza de la catedral, pero para mi gusto (totalmente subjetivo) el mejor ángulo se encuentra sobre  los puentes que rodean la Cité

Algunas informaciones útiles: 
- Teniendo en cuenta que la ciudad está en alerta roja, hay que tener en cuenta que las colas van un poco más lentas de lo esperado por los controles de seguridad. 
- Los horarios son de 8 a 18.45 horas de lunes a viernes y de 8 a 19.15 horas los sábados y domingos. 
- El precio para subir a las torres es de 10 euros para los mayores de 25 años. 

Y ahora os dejo con las fotos... ¡Espero que os gusten! ;) 






















Próxima parada: El Panteón