Con Julio Verne en el Centro Niemeyer




'Todo lo que un hombre puede soñar, otros podrán hacerlo realidad'. 
Esta frase es el criptograma y la mejor definición de la exposición 'Julio Verne, los límites de la imaginación', que estará en la cúpula del Centro Niemeyer hasta el 4 de junio. 

En la muestra se propone el reencuentro con los personajes del universo verniano, pero también se hace un recorrido de lo más interesante por aquellas personas que años después hicieron realidad las andanzas literarias de este autor francés. Entre ellas, dos  aventureros de finales del siglo XIX y principios del XX totalmente desconocidos para mí: el ingeniero Jesús Fernández Duro –nieto de Pedro Duro–, y la periodista Nellie Bly. Mientras él fue el primero en atravesar en globo los Pirineos y recorrió en coche los más de 10.000 kilómetros que separan Gijón de Moscú en un viaje de ida y vuelta, ella trabajó para Pulitzer, fue pionera en los reportajes como infiltrada y dio la vuelta al mundo en 72 días. 

Sin duda, un recorrido que invita a soñar y merece la pena (re)hacer.