Lugares mágicos: La Sainte Chapelle


La Sainte Chapelle es una auténtica joya del estilo gótico radiante. Se construyó en solo siete años pero para enamorarse de ella hacen falta menos de siete segundos. 

¿Queréis comprobarlo? ;)

Los bufones de Pría



Los bufones de Pría. 
Tras varios intentos, por fin, he conseguido ver los famosos bufones de Pría. En las ocasiones anteriores solo había podido sentir el bramido del mar a través de las grandes grietas de estos acantilados llaniscos pero como el mar estaba en calma nunca había podido presenciar este espectáculo de la naturaleza hasta el fin de semana pasado. 

Consultamos la hora de la marea alta y allí fuimos. Tiraba viento y llovía, pero poder ver al Cantábrico así es una auténtica maravilla. De hecho, después de estar junto a los bufones y hacernos la foto de rigor (con precaución), decidimos ir al otro lado del río Guadamía para tener otra perspectiva. Algo que, si vais con tiempo, os recomiendo porque la panorámica es totalmente diferente y se aprecian mucho mejor. 

A continuación os enseño alguna foto más y un mapa en el que podéis ver cómo llegar, si es que no lo sabéis ya. Muy importante: antes de ir consultar las mareas. 

Versalles (¡Por fin!)



Versalles
Imaginaos que lleváis toda la vida soñando con ir a determinado un lugar, que habéis ido varias veces a sitios cercanos pero nunca habéis conseguido visitarlo. Imaginaos que el día que lo conseguís, llueve a chuzos, hace un frío que pela y encima tira viento. Pues exactamente eso fue lo que me pasó a mí en Versalles. ¿Y qué pasó? Pues nada, que disfruté como una. Por fin conseguía pisar la Galería de los espejos así que tampoco iba a ponerme tiquismiquis. Si llovía, que lloviese. 

¿Sabíais en esta  sala llena con 375 espejos tuvo lugar el matrimonio de María Antonietta con el Delfín? ¿O que fue en este mismo espacio donde se firmó el Tratado de Versalles en 1919? 

Estas son solo algunas de las curiosidades sobre este palacio con 700 habitaciones y 2500 ventanas. Si queréis saber más seguid leyendo... 

El Arco de Triunfo de París



París desde el Arco de Triunfo:
Hay muchos lugares elevados en la ciudad de las luces donde poder disfrutar de una buena panorámica, pero quizás desde el Arco de Triunfo ofrece una de las más especiales. Con una altura de 50 metros la ciudad parece un tablero en continuo movimiento. No solo se pueden ver los monumentos más destacados, sino que se aprecia a la perfección el ajetreo y el tráfico parisino. Y es que está situado en una plaza con forma de estrella de la que parten las avenidas más importantes de la capital. 

Cuando Napoleón lo mandó construir en 1806 para conmemorar la victoria de su ejército en Austerlitz difícilmente se hubiera imaginado que su obra sería centro de peregrinación de turistas. De hecho, nunca lo vio terminado, ya que su construcción llevó más de 30 años y él murió en 1821. 

A pesar del éxito de este arco neoclásico como terraza sobre París, su significado va mucho más allá. En sus paredes figuran las 128 batallas napoleónicas y de los 558 generales que lideraron a las tropas. En su interior se encuentra la tumba del soldado desconocido de la Primera Guerra Mundial. Y cada cierto tiempo, bajo el arco, tienen lugar ceremonias conmemorativas, como la que nos encontramos nosotros. Casualidades. 

Después de esta breve introducción, os dejo con fotos y algún dato más. ¡Espero que os guste! 

Paris: Jardin des Tuileries



El primer parque público de París

Los jardines de Tullerías, situados entre el palacio del Louvre y la plaza de la Concordia, toman su nombre de una antigua fábrica de tejas (tuilles en francés) y fueron el primer parque público de París. Forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1991 y hoy es uno de los jardines más concurridos y fotografiados tanto por los  turistas, debido a su excelente ubicación, como por los propios parisinos. 

Durante el invierno, hasta el último domingo de marzo, el parque abre a las 7 de la mañana y cierra sus puertas a las 19.30 horas. Nosotros aprovechamos para ir después de comer el día que visitamos el museo del Louvre. El tiempo no acompañaba así que no pudimos sentarnos ni en sus características sillas a contemplar las fuentes ni en el césped a tomar el sol pero nos comimos un delicioso gofre con nutella, así que igualmente mereció la pena. 

¿Queréis saber un poco de historia?

Benvenue au Louvre!


¡Bienvenidos al museo del Louvre!
Para visitar cada uno de los rincones de este antiguo palacio real haría falta por lo menos una semana. En su interior alberga más de 3.000 años de historia entre esculturas, estructuras, mosaicos, pinturas, utensilios o joyas y verlo todo en una mañana es imposible. Así que hay que elegir. Nosotros dejamos sin ver todo el arte del Islam y parte de Oriente Medio. Así que teniendo esto claro, dejando el abrigo en una de las taquillas y no sintiéndose mal si no se entiende el mapa del museo (es indescifrable) ya estamos listos para disfrutar la visita máximo. 

¿Vamos?

Puerto de Viavélez


Puerto de Viavélez
Este pequeño y pintoresco enclave en el concejo de El Franco es uno de esos lugares que aún se resisten a la llegada de los turistas manteniendo intacta su esencia marinera. Las calles, pobladas de pequeñas casas blancas con algunos toques de color en puertas y ventanas, son estrechas y angostas al igual que el proprio puerto. Ello hace que sea difícilmente visible desde el mar. Tampoco su acceso por tierra es fácil, puesto que la única manera de llegar a él es a través de La Caridad.

¿Queréis saber más?

Objetivo: Torre Eiffel




De La isla de los cisnes con la Estatua de la Libertad menos conocida a 
Trocadèro con una estupenda panorámica de la Torre Eiffel..